25/10/07

Coches de Zeebrugge para Málaga

El Puerto de Málaga recibirá este año 40.000 vehículos de las marcas Ford y Opel para su distribución por el sur de España a través del muelle 9, en lo que supone un nicho de mercado que tiene muchas perspectivas de crecimiento en apenas dos años desde que se empezó a explotar. Tanto es así, que el crecimiento registrado en el transporte de vehículos a través del Puerto se sitúa en el 158% en sólo este año, ya que durante 2006 pasaron 15.480 coches por las instalaciones portuarias malagueñas. El presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique Linde, se mostró convencido de la buena marcha de este tráfico de mercancías en el futuro y aventuró que para el 2010 se podrá alcanzar la cifra de los 200.000 vehículos anuales distribuidos desde el Puerto de Málaga. Esto supondrá que el suministro de coches para toda Andalucía se haga a través de esta puerta de entrada. La llegada de coches para su distribución comenzó el 16 de noviembre de 2005 tras un acuerdo entre Terminales del Sudeste (TDS), que opera el muelle 9, y la empresa Sintax Logística, que trae 400 vehículos semanales de la marca Ford en un barco procedente del puerto belga de Zeebrugge para abastecer los concesionario de Ford del sur de España a través de Málaga. A principios del año pasado se amplió a la marca Opel, con una cantidad similar, procedentes de Gran Bretaña.Linde reconoció que este tráfico presenta algunos problemas por necesitar "de campas muy amplias" para el almacenamiento de los coches hasta que se distribuyen. Sin embargo, recordó que la obra del muelle 9 terminará en el primer trimestre de 2008, lo que permitirá ampliar los 100.000 metros cuadrados disponibles. "También estamos estudiando algún tipo de almacenamiento vertical que permitiría aprovechar el espacio", aclaró el presidente del Puerto.Linde, que inauguró ayer la XI Jornada de Logística del Automóvil en el Instituto de Estudios Portuarios, subrayó que esta mercancía "es una interesante fuente de ingresos para el Puerto y Málaga se encuentra situada estratégicamente para liderar la distribución al sur de la Península". Los coches llegan en barcos con una regularidad semanal y, desde Málaga, son llevados en camiones o por tren a las ciudades de destino final.