12/09/07

La línea marítima Zeebrugge-Bilbao

Este mes se abrirá la línea marítima que evitará la circulación de 100.000 camiones al año por Irun. El día 26 se inaugurará la 'autopista del mar' que unirá Bilbao y Brujas tres veces por semana. Cada buque tendrá capacidad para transportar 200 tráilers, vehículos que dejarán de pasar por Biriatou.

El día 26 del presente mes entrará en servicio la primera autopista del mar del arco Atlántico europeo. Enlazará tres veces por semana los puertos de Bilbao y Brujas (Zeebrugge). Cada buque tendrá capacidad para transportar 200 camiones. Estos tráilers dejarán de circular por la frontera de Irun, uno de los principales cuellos de botella de la red viaria europea. La consejera de Transportes del Gobierno Vasco, Nuria López de Gereñu, visitó ayer el puerto de Zeebrugge. La consejera viajó acompañada por los presidentes de las Autoridades Portuarias de Bilbao y Pasaia, José Ángel Corres y Joxe Joan Gonzalez de Txabarri. La delegación vasca fue recibida por los responsables de Zeebrugge. Posteriormente, recorrieron parte del inmenso complejo portuario. También estuvieron presentes diversos cargos de la naviera Transfennica, perteneciente al grupo Splietohoff, que será la encargada de realizar el servicio.López de Gereñu mostró su satisfacción ante la próxima apertura de la línea. La consejera explicó que la iniciativa es fruto de dos años de estudios sobre la viabilidad de establecer un nuevo servicio destinado especialmente a transportar camiones, con el fin de reducir el tráfico que colapsa las carreteras guipuzcoanas. Según explicó López de Gereñu, los costes externos del tráfico suponen para Euskadi 1.952 millones de euros al año (accidentes, atascos, contaminación...) La consejera vasca subrayó que este dato demuestra la necesidad de potenciar sistemas alternativos de transporte, como el marítimo y el ferroviario.La 'autopista del mar' entre Bilbao y Brujas transportará sólo los remolques de los camiones. El conductor introducirá el tráiler en el barco, desenganchará el remolque y saldrá con la cabina. El camionero, por tanto, no viajará en el buque con el vehículo pesado. Será en destino donde otro conductor de la misma compañía se encargue de sacar el remolque y continuar viaje por carretera. La línea marítima está pensada para dar servicio a compañías de transporte por carretera de cierta entidad, dado que se necesita contar con una infraestructura en ambos puertos para el movimiento de los vehículos. En principio, por tanto, no sería de utilidad para camioneros autónomos.La línea Bilbao-Brujas tendrá un efecto inmediato de alivio de las carreteras guipuzcoanas, aunque en una primera fase su alcance será muy limitado. El Gobierno Vasco estima que por el paso fronterizo de Irun dejarán de pasar 100.000 camiones al año. Este número, pese a ser elevado, supone sólo el 6% del tráfico internacional que cruza la frontera. Cada día circulan por Irun 10.000 vehículos pesados y se prevé que dentro de tres años esta cifra se eleve a 25.000.Esta estimación inicial se ha efectuado en base a una utilización del 65% de la capacidad de carga de los buques. El número de camiones a sacar de la red viaria puede incrementarse en siguientes etapas o con la apertura de nuevas líneas. En principio, los buques saldrán tanto de Zeebrugge como de Bilbao los lunes, miércoles y viernes. La duración estimada del viaje es de 38 horas.Alternativa realLa consejería de Transportes subrayó que la apertura de la autopista del mar supone una alternativa real a la circulación de camiones. Además, entre otras ventajas, señaló que este servicio evita la prohibición de circular por Francia los fines de semana, así como las restricciones cada vez mayores de los tiempos de conducción. Por lo que se refiere a los costes, se estima que el transporte marítimo es entre el 6,7% y el 18% más barato que el que se realiza por carretera, en función del origen y destino de la mercancía.López de Gereñu añadió que la conexión entre ambos puertos supone «abrir una nueva puerta para que Euskadi llegue al corazón económico de Europa. Brujas es uno de los puntos de distribución y logística más importante de la UE». La consejera subrayó que Euskadi debe aprender de Zeebrugge la complementariedad existente entre el transporte marítimo y el ferroviario. «La apuesta por el tren es una asignatura en la que tenemos que profundizar en Euskadi. Tanto en el caso de Bilbao como de Pasaia, las conexiones ferroviarias con ambos puertos deben ser mejoradas».Las autopistas del mar han sido consideradas prioritarias por la UE y de hecho su establecimiento cuenta con notables ayudas en los presupuestos comunitarios. La consejera de Transportes se reunirá hoy en Bruselas con el presidente de Flandes, Kris Peeters. En el encuentro, se abordará el funcionamiento del Concierto Económico vasco, una cuestión que ha despertado el interés del Gobierno de Flandes. El Ejecutivo autónomo, por su parte, tiene interés en conocer las relaciones directas que mantiene Flandes con la UE.